31 mar. 2014

CONTRA LA RESIGNACIÓN

EQUIPO HOAC CIERZO (ZARAGOZA)

VER
 
Hechos de Precariedad


María, trabaja en un gran almacén, donde lleva hace más de 15 años, está casada y tiene un hijo.     Hace cosa de un par de meses la empresa, le comunicó que tenía que cambiar su jornada de trabajo, ya que otra compañera había solicitado turno fijo de mañana, ahora debía ir ella fija de tarde, incluido fines de semana.
Hasta ahora se iban turnando, 15 días de mañana y 15 de tarde.   La empresa unilateralmente ha procedido a realizar este cambio; sin tener en cuenta que ella también tiene que conciliar su vida familiar, la empresa no ha entrado a ningún tipo de acuerdo o negociación, lo que le está ocasionando una situación de inestabilidad tanto laboral, personal y anímica.    Así que en dos meses tiene fecha para juicio.

El contrato de Mónica en un establecimientos de frutos secos era de pocas horas, aunque hacía festivos que le pagaban mejor. Sin ningún motivo, le quitan los festivos y se los ofrecen a nuevas contrataciones, que cobran lo mismo que en la jornada no festiva. En ningún momento le ofrecen ampliar su contrato.
Pilar es enfermera, la han contratado para cubrir la baja de una compañera de refuerzo, en Navidades. Cada mes le dicen si sigue en el centro de salud, le hacen alta y baja en la seguridad social cada fin de semana que trabaja, como se hacía en el Salud hace más de 12 años.
Si protesta por tener que estar cada mes pendiente de seguir o no en el mismo sitio le dicen que es por su bien, para estar disponible si aparece un contrato mejor.

Causas:
-          Situación de empleo actual que hace coger lo que te dan sin protestar.
-          Falta de escrúpulos de los empresarios, que recortan todo lo que pueden o más.
-          Falta de organización de los trabajadores para hacer fuerza.
-          Existencia de muchos jóvenes en edad de posibles estudios, que buscan trabajo.
-      La reforma laboral permite muchos de estos retrocesos que antes no eran legales
-      La acción sindical es poco eficaz, las fuerzas son desiguales frente a las empresas, tb hay un aluvión de problemas, y poca unión de los trabajadores.
-      Poca conciencia de reivindicación y lucha, nos ha calado el mensaje de "aguantar mientras haya trabajo", mucha presión ambiental para no protestar ni hacer nada.
-      La economía organiza la sociedad, mercantiliza el trabajo, le quita la dignidad al trabajo. La crisis nace del despilfarro y la ambición y al final es lo público y los trabajadores quienes están pagando

Consecuencias:
-          Imposibilidad de conseguir una estabilidad económica que te permita una estabilidad social.
-          Vuelta al hogar familiar por imposibilidad de mantener la independencia.
-          Se instaura la costumbre de que los trabajos, a partir de ahora, van a ser así, y habrá que conformarse, intentando tener varios mini-trabajos para poder sobrevivir.
-          El deterioro laboral está siendo tan grande que la recuperación a niveles “decentes” será muy costosa.
-          Racismo por la competencia.
-      Imposibilidad de conciliar la vida familiar y laboral.
-      Sentimiento de infravaloración y baja autoestima. Sensación de retroceso respecto a lo que vivimos anteriormente, repercusión en las expectativas de futuro, que se ven muy negras.
-      Visión de la política como algo que perjudica a las personas, pérdida de confianza en partidos y sindicatos. Las instituciones también se ven guiadas por criterios economicistas y no tanto por sus fines prioritarios.
-      Otra consecuencia es cómo el trabajo realizado con peores condiciones de los trabajadores también empeora, y esto repercute en las personas, sobre todo en el sector servicios.


 CLAVE:    RESIGNACIÓN ANTE LA PRECARIEDAD LABORAL O RESPUESTAS MUY INDIVIDUALISTAS

Hecho parecido:

En el centro donde trabajo, hemos aceptado cubrir bajas sin que se haya puesto sustituto por parte de la empresa. La cuestión es que todos tenemos las clases y el trabajo muy programado, y el cubrir a un compañero se hace a base de tener que dejar sin atender a tus alumnos como es necesario. Los compañeros hemos dado esa situación por buena, ya que no hemos tomado medidas al respecto. Hemos aceptado la situación pensando que “qué le vamos a hacer”. Al final, cada uno decide si asume o no las tareas que se le encomiendan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario