16 ene. 2014

ES DIFICIL SER JOVEN (ESTO ME DUELE)


Las personas no son lo primero en el mundo del trabajo. Es muy común ver como se dan accidentes de trabajo que son absolutamente evitable.
Hay quien dice que lo nuestro con la seguridad y salud laboral es algo cultural. Lo cierto es que carecemos de los controles, (o son absolutamente insuficientes) que puedan hacer obligatorio el anteponer la salud de las personas al rendimiento económico.
Esta falta de control se extiende a todos los aspectos del mundo del trabajo. Las inspecciones de trabajo son una broma pesada, puesto que carecen de los medios necesarios para imponer que la legalidad se cumpla.
Sin duda, estas situaciones son mejorables. La pregunta es ¿porqué no se mejora?  Se sabe que los controles de seguridad y salud son insuficientes, se sabe que la inspección de trabajo carece de los recursos suficiente para llevar a cabo su labor, entonces, ¿porqué no se hace nada?
Mi valoración es que no interesa poner palos en las ruedas del “desarrollo”. Pero ¿no estamos poniendo con ello al beneficio por delante de las personas?. Mi opinión es que si.
Por último, es muy triste y muy injusto que las personas no encuentren un sitio donde aportar su esfuerzo por mejorar la sociedad con su trabajo. La sociedad que lo permite, (utilizando eufemismo para hablar de los jóvenes emigrados minimizando el drama personal que supone), es muchas cosas, pero entre ellas es una sociedad injusta e insensible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario