16 ene. 2014

PENDIENTE DEL MOVIL (CON TU PUEDO Y MI QUIERO)

Sobre todo no podemos ver estas situaciones de precariedad como algo normal.  Lo normal es tener un trabajo, ir contentos todos los días a trabajar, hacerlo lo mejor posible porque el trabajo nos realiza como personas y nos pone en relación con los demás.
Acompañar a las personas que sufren esta precariedad, estar cercanos no culpabilizándoles de su situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario