8 nov. 2013

Mientras se aumenta el presupuesto de las comarcas por intereses partidistas  -¡lo único que aumenta!- y la presidenta se pavonea de no haber acudido al fondo de rescate autonómico ¿para qué? si los despedidos la financian.
El gobierno de Aragón, en la línea del recorte con hacha ha elaborado unos presupuestos bajo mínimos, donde todos los servicios a la comunidad han salido tocados. Menos dinero para profesores, para sanidad, para servicios sociales. Los centros especiales de empleo tiene el agua al cuello, la atención a la drogodependencia queda en la miseria, no hay dinero para teleasistencia…

Y eso supone también que más y más personas van quedando en paro, en un rosario interminable. El Instituto Aragonés de Empleo ha puesto su granito de arena, rebajando su presupuesto un 36%, y despidiendo 97 orientadores… debe ser que hay poco paro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario